Etiqueta: turismo tinerfeño


A vista de pájaro por la isla tinerfeña


tenerife

Como habitante de la península, mi mayor sueño de juventud había sido ir de turismo a las tan celebradas Islas Canarias. Hubo momentos durante mi niñez y mi adolescencia en que mis padres planeaban unas estupendas vacaciones veraniegas hasta alli, pero luego, por unos motivos u otros, siempre acababan por aplazarse; así que llegué a la veintena sin poder haber cumplido mi sueño, que no me parecía que fuera tan especial como para retrasarse tanto. Pero así es la vida.

Por suerte, no hay mal que cien años dure, y una vez salí de la universidad y encontré un trabajo que me permitió independizarme, supe que ése iba a ser mi momento. En mis primeras vacaciones pagadas, fui a una agencia de viajes y contraté toda una semana en la isla de Tenerife; era un viaje corto y estaba muy bien de precio, así que decidí que empezaría por allí y luego podría ir cambiando a otras islas del archipiélago.

Y la verdad es que me enamoré a primera vista de Tenerife, de su capital, Santa Cruz, y de toda su geografía; de su clima, sus paisajes, sus monumentos y, sobre todo, de sus gentes. Tanto fue así, que ya nunca quise conocer el resto de la Comunidad, y durante años he estado pasando allí todas mis temporadas vacacionales, fuera en la época que fuera. Hasta que, naturalmente, opté por mudarme allí hace un par de años, decidido a volverme un isleño y dejar de dar vuelta y vueltas en aviones que ya me estaban costando una pasta.

Así que no soy un observador imparcial si digo que, para mí, Tenerife es como el paraíso en la Tierra. Pero tengo que reconocer que, aunque al principio me dediqué a explorar la isla, luego otros quehaceres, de naturaleza más bien porno, me hicieron desistir de eso, y aunque sé apreciar la belleza natural de esta tierra, tengo que decir que me entretuve en otros menesteres que todavía me hicieron apreciarla más.

Si queréis conocer un poco más de las Canarias, y concretamente de la isla de Tenerife, no dejéis de leer este blog. Porque también prometo que, de paso, conoceréis algunas de mis aventuras xxx, que no es por ser inmodesto, pero creo que os resultarán muy interesantes, y a lo mejor, hasta instructivas, quién sabe. Pero por supuesto, nunca dejéis de lado todo lo que puede ofreceros este lugar, que son muchas cosas,  y muy buenas.